Proselitismo político en la UASD por encima de las normas

20

Cada vez que se acerca un proceso electoral, los políticos empiezan a poner sus miradas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), para promover sus aspiraciones y ganar adeptos, puesto que es un lugar que conglomera una parte importante de la juventud y de la intelectualidad dominicana.

Aunque estas actividades están prohibidas por los estatutos de la academia estatal, el hecho de que un dirigente estudiantil esté vinculado a un candidato presidencial y sus seguidores, al igual que funcionarios y ex rectores, incide en esta práctica.

Rafelito Valenzuela, presidente de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), relacionado a las aspiraciones presidenciales de Leonel Fernández y otros candidatos de diferentes niveles, ha organizado encuentros y recorridos de candidatos por el recinto universitarios.

Fernández

Tal es el caso del aspirante congresual Omar Fernández, quien acompañado de Valenzuela recorrió zonas de la sede de la academia y realizó “mano a mano” con estudiantes, según informó el propio dirigente estudiantil a través de sus redes sociales.

Fernández fue visto junto a Valenzuela en el Comedor Universitario, y varias áreas de descanso y espera de los estudiantes (embajadas).

Cámaras chinas con reconocimiento facial están dentro de la UASD. ¿Viola el fuero universitario?

“Con beneplácito acompañamos hoy en la #UASD a nuestro gran amigo #OmarFernández en una visita que hizo a los estudiantes, motivado por su compromiso de seguir trabajando por la juventud y generar propuestas que lleven esperanza y solución a sus dificultades. @omarlfernandez”, posteó Rafelito sobre el acto.

Abinader

Otra actividad política que se produjo en la UASD fue un acto en el que académicos, autoridades, empleados y estudiantes universitarios constituyeron un movimiento de apoyo a las propuestas de cambio que del aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader.

Ese acto fue efectuado en agosto de este año en el paraninfo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UASD, donde participaron además el exrector Franklin García Fermín, coordinador de movimientos especiales de campaña; Alejandro Pichardo, exvicerrector y exdecano de la Facultad Ciencias de la Salud de la UASD, y Fabio Ruíz, varias veces presidente de la Asociación de Empleados Universitarios, ASODEMU.

Otra actividad, y la más reciente fue un acto en el aula magna, en el que la Coalición Democrática por el Cambio y la Regeneración proclamó a Luis Abinader como su candidato presidencial mediante la firma de un acuerdo.

Los partidos que integran la coalición son Revolucionario Moderno (PRM), el Frente Amplio, Humanista Dominicano (PHD), Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Dominicanos por el Cambio (DxC) y Alianza por la Democracia (APD), todos presentes en el acto.

En 2011, el entonces rector de la UASD, Mateo Aquino Febrillet,  prohibió las actividades políticas en esa academia.

A “vox populi” (conocido por todos) de que la mayoría de los partidos tienen representación en los gremios, estudiantiles, de profesores y de empleados.